Supergirl

Review Supergirl 3×07 “Wake Up”

Después de seis episodios y varios meses, ¡El capítulo que tanto esperábamos está aquí!

El episodio siete de Supergirl estuvo lleno de muchas sorpresas, intriga y misterio. Fue el episodio en el que finalmente Mon El regresa y se re encuentra con Kara después de su fatal desenlace en el final de la segunda temporada. Pero su encuentro no fue exactamente como lo imaginamos…

DEO recibe un comunicado de un submarino que fue atacado por una nave espacial que estaba debajo del mar, una nave que llevaba 12,000 años ahí.  Por lo cual John, Winn y Supergirl fueron a investigar.

Al entrar a la nave encontraron cinco cápsulas en las cuales encontraron a personas inconscientes que estaban de alguna manera conectadas a la nave. Mientras Kara y sus amigos intentaban averiguar que sucedía escucharon que alguien que estaba dentro de la nave se aproximaba hacía ellos y para su sorpresa era Mon El. Kara por supuesto fue la que más se impactó al verlo ya que después de soñar tanto tiempo con él y extrañarlo por fin estaba ahí junto a ella. Mon El tuvo la misma reacción, fue totalmente inesperado también para él, tanto que al final ambos se abrazaron con todas sus fuerzas.

Llevaron a Mon EL a la DEO para que descansara y también para averiguar qué es lo que había sucedido con él y sobre todo como era capaz de habitar en el planeta si la atmósfera aún es tóxica para los daxamitas. Mon El respondia vagamente sus preguntas ya que no quería entrar en muchos detalles, desde este instante parecía que él aún estaba ocultando algo. Después del corto interrogatorio Kara y Mon El compartieron un momento hermoso en el cual pudimos ver como Kara cuidaba de él y estaba tan aliviada y contenta de tenerlo de vuelta. Ella dijo que lo había extrañado y que había sido muy dura su vida en los últimos siete meses sin él.

Mon El incluso en este momento parecía muy distante y aunque no podía creer que había encontrado a Kara de nuevo, aún parecía que tenía asuntos pendientes y tantas cosas que debía decirle pero no sabía cómo hacerlo. Al poco tiempo Mon El se escabulló en la DEO para recuperar un aparato que iba a servir para hacer que funcionara la nave en la cual había abordado, pero antes que pudiera hacerlo Kara lo detuvo con un golpe.

Al tener a Mon El inconsciente prefirieron encerrarlo en una celda para mantenerlo lejos de todo, la misma celda en la cual lo llevaron al principio de la segunda temporada. Kara estaba totalmente triste y decepcionada con todo lo que estaba pasando y con verlo así, porque sabía que había cambiado y que ya no era el mismo. Ella misma dijo que tenerlo de vuelta era todo lo que ella quería y que al verlo había recuperado la esperanza. Vivió tantos meses de angustia y sufrimiento al no saber que había sido de él que incluso no había dormido por un tiempo porque en sus sueños podía imaginar a Mon El muriendo o desapareciendo en el espacio, lo cual para ella representaba una pesadilla y uno de sus peores miedos. Mon El debía hacer o decir algo para que Kara creyera en él de nuevo, pero en su lugar solo dijo “Lo siento” y ni siquiera pudo verla a la cara. En esta escena se podía reflejar su impotencia porque sabía que debía de decir algo para luchar por ella pero parecía que no podía hacerlo y por eso prefirió alejarla lo cual le dolía tanto que el derramaba lágrimas cuando Kara se alejó.

Winn decidió hablar con él para que le dijera qué sucedia, Mon El estaba convenciéndolo para que lo dejara salir y así pudiera regresar a la nave ya que sino lo hacía muchas personas resultarían heridas, incluida Kara. Winn decidió creer en él y ambos regresaron a la nave.

Kara al enterarse también regresó a la nave para detenerlos. Estaba impidiendo que Mon El usara el objeto que robó de la DEO para encender la nave, durante el forcejeo Kara se dio cuenta que Mon El aún usaba el collar que ella le había dado cuando se despidieron. Mon El trataba de alejarla de nuevo y le explicó que para ella habían pasado siete meses desde que él se había ido de la tierra pero para él fueron siete años… Después de que se fue de la tierra en el trayecto de su nave apareció un portal que lo llevo al siglo 35 y que ha vivido ahí desde entonces. En el futuro L-CORP desarrolló una cura para la alergía al plomo, Mon El la tomó y esa es la razón por la cual pudo estar ahora en el presente sin ser alérgico a la atmósfera.

Kara le pregunta que si después de tantos años se había olvidado de ella y también el por qué aún sigue usando el collar, pero antes de contestar una alarma de la nave suena y parecía que la cápsula de uno de los pasajeros que estaba en la cápsula de la nave se estaba ahogando. Mon El trató de romper la cápsula pero con la ayuda de Kara lograron hacerlo. Al quebrarse el cristal vimos que dentro de ella había una chica inconsciente,  Mon El la sujetó y se estaba asegurando si aún vivía, la preocupación que él tenía le hacía preguntarse a Kara quién era esta chica. La llevaron a la DEO para examinarla y saber su estado. Mon El les explicó que la pasajera era Imra Ardeen y que venía de Titan, una de las lunas de Saturno.

Kara y Mon El luego se reúnen otra vez, Mon El le pide perdón por ocultarle tantas cosas y además sabía que no debía de hacer eso.También le dijo que había conservado el collar porque era un recuerdo de ella y de todo lo que hizo Kara por él. Además expreso que sin importar el tiempo y el planeta en el que esté él jamás la olvidaría. En este discurso también se pudo percibir como él ha madurado y cambiado, es calmado, sereno y en su aspecto se puede ver que ha pasado por muchas cosas durante estos años. Luego ambos rieron y recordaron una de sus citas y él le dijo que de verdad estaba muy feliz de verla. Parecía que todo iba bien pero su momento fue interrumpido ya que apareció Imra y todo cambió repentinamente porque Mon El la vio y se dirigió a besarla frente de Kara. En su expresión se pudo notar que ella tenía el corazón destrozado al verlo ya que sabía que lo había perdido y le dolió aún más cuando se enteró que Mon El e Imra estaban casados. Mon El debía de seguir con su vida y él de verdad pensó que nunca volvería a ver a Kara de nuevo. Sin embargo en lo personal considero que no era necesario que besara a Imra frente a Kara sabiendo lo mucho que esto la afectaría ya que solo han pasado siete meses para ella desde que él se fue. A pesar de todo no se puede negar que Kara y Mon El aún sienten algo por el otro, el tiempo y los próximos eventos que sucedan definirán si regresaran o no.

Durante el episodio Samantha trataba de buscar respuestas acerca de su pasado. Al visitar a su madre adoptiva descubrió que ella es un alienígena, viene de krypton y que es una destruye mundos. Además tiene su propia fortaleza como la de Kara y Kal El, pero está ubicada en el desierto. Sam al llegar a la fortaleza se entera de su misión y que debe despertar para cumplir finalmente su destino y de repente Samantha ya no es Samantha sino Reign.

El episodio en general fue muy intrigante y anticipado para los fanáticos de Mon EL.  Definitivamente cambió ya que ahora él es más maduro y más serio, fue muy interesante explorar esta nueva faceta de él. Además se encuentra en medio de un gran misterio, ya que el venir del futuro implica que él sabe mucho más de lo que debería y debe tener cuidado con la información que comparte en el presente.

Kara por otro lado ha pasado por una montaña rusa de emociones, desde el alivio y alegría al pensar que recuperó a Mon El hasta el darse cuenta que minutos después lo había perdido de nuevo. Melissa Benoist y Chris Wood fueron excepcionales en sus interpretaciones y la química de ellos sigue siendo increíble y cautivante al verla.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

css.php